lunes, 21 de octubre de 2013

2 AÑOS DEL FIN DE ETA


Anuncio del cese definitivo de la actividad armada de ETA
http://es.wikipedia.org/wiki/Anuncio_del_cese_definitivo_de_la_actividad_armada_de_ETA





Para todas las victimas de todo terrorismo venga de donde venga.
CONVIVENCIA EN PAZ POR TOD@ S ELL@ S!!!


Han pasado dos años desde que ETA anunció el fin de la lucha armada.
Esa noticia ha sido y sigue siendo una de las mejores  noticias que ha habido desde hace mucho tiempo.
Porque soy humana y por mi carrera universitaria se bastante del sufrimimiento, así que toda mi solidaridad y mi respeto a TODAS LAS VICTIMAS, DE TODO TERRORISMO Y VIOLENCIA VENGA DE DONDE VENGA
(Las mayúsculas no son gritos, los gritos también son violencia y yo practico la no violencia, soy pacifista radical)

Tenemos que currárnoslo tod@ s l@ s ciudadan@ s empezando por cada un@ de nosotr@ s para erradicar absolutamente la violencia, para que quienes se enriquecen con la venta de armas,con las guerras, con el terrorismo tengan que buscar otra manera màs decente de ganar dinero.
La inmensa mayoría de l@ s human@ s somos absolutamente pacìfic@ s , detestamos la violencia, va a ser que esa es la razón por la que los medios de propaganda se lo curran para poner en marcha el odio a quienes piensan diferente o son de otras razas u otros países.
Tenemos que currárnoslo cada dìa también para que haya un reparto justo de la riqueza porque no es posible convivir en paz cuando una minoría acapara la casi totalidad de los recursos al mismo tiempo que cada vez aumenta la pobreza para millones de ciudadan@ s.
La convivencia pacìfica la tenemos que hacer entre tod@ s l@ s ciudadan@ s  aportando cada un@ desde donde nos ha tocado estar.
Paz no es sòlo ausencia de atentados , paz es fin de toda violencia venga de donde venga.
Paz es hacer un reparto justo de la riqueza
Paz es respetar a quienes piensan diferente.
Paz es respetar el DERECHO HUMANO a la AUTODETERMINACIÒN
(Por mis circunstancias personales no soy independentista, pero respeto absolutamente a quienes si lo son)

La palabra es la más temida de las armas para los violentos.
Pareciera que no armarse llena de debilidad al violento.
Pareciera que la acción pacífica cuestiona hasta lo más profundo del espíritu guerrero. Pareciera que silenciar a aquel que sabe de solidaridad y amor es una oscura estrategia. Pero si las armas, la muerte y el silencio son los medios de sometimiento que los violentos tienen como su mayor tesoro, la palabra, como expresión de la razón y esencia de la comunicación humana, es para los pacifistas el único camino para lograr la vida en comunidad, en sociedad.
 A los humanos nos une el lenguaje. De su mano la inteligencia se desarrolla, avanza y construye.
Como humanos somos posibilidad de comunicación, de interacción, de intercambio. Sólo en el diálogo entre seres se puede descubrir una sociedad pacifista. Una sociedad sin violencia.
 Se puede afirmar que esa sociedad no ha existido nunca, pero no poderlo soñar es tan inhumano como creer que la violencia es la única salida; que el dolor producido en la guerra y el horror es superado por el tiempo; que la víctima y la tragedia se diluyen en el olvido; que la resignación ante la muerte de inocentes es renuncia a una sociedad pacífica.
No podemos seguir creyendo que la muerte violenta de tantos seres humanos es humana. Aceptarlo es eliminar de tajo la posibilidad de vivir humanamente. Del dolor no puede surgir sólo odio o deseo de venganza o resignación.
Tiene que surgir una potencia humana, pacifista, que sea capaz de conmover a los violentos. Que sea capaz de transformar su sed de muerte, en deseo de justicia. Una potencia cuya única arma sea la palabra.
La palabra, tanto como la paz y la política, tiene la misma inicial en nuestro idioma. El que se arma renuncia a la palabra, renuncia a la política, renuncia a la paz.
Las razones para armarse no pueden seguir siendo las razones para asesinar; tampoco las razones para llegar a lo más profundo de la miseria humana, ni las razones para defender privilegios o injusticias.
Si los hombres luchan por la justicia, esa lucha debe ser pacífica, debe ser política.
 La dignidad humana está por encima de cualquier opción de lucha.
El respeto por la vida de un solo individuo es el respeto por la humanidad. Como afirma Kofi Annan: "Un genocidio empieza con el asesinato de un solo hombre: no por lo que él ha hecho, sino por ser quien es.
Una campaña de limpieza étnica empieza con una sola pelea entre vecinos.
La pobreza empieza cuando a un solo niño o niña se le niega el derecho fundamental a la educación.
Lo que comienza con el fracaso por mantener la dignidad de la vida, con mucha frecuencia termina en una catástrofe para naciones enteras".
Elena Poniatowska

 

  • La foto astronómica del día
  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

    << Página principal